La cosa ha cambiado

(Vuelta a casa 01)

Mi querido Nando, ahora que amenaza usted con volver a su casa, me veo en la imperiosa obligación de advertirle que las cosas han cambiado mucho por aquí. ¿Cuál es el motivo de esos cambios? Ah, querido, si yo lo supiera… Sabe que no entiendo este mundo, así que pocas explicaciones puedo darle. Me limito a prevenirle de que observará cosas que ya no son como las dejó. Por ejemplo, lo que usted llamaba de toda la vida “colchón”, ha pasado a denominarse “equipo de descanso”. Por tanto, si a su vuelta precisa renovar dicho producto, deberá actualizarse de la forma que le comento so pena de parecer un inculto o aún peor, un niño de chupe. Sigue leyendo

Anuncios