La piedra rosetta

(London 06)

Spiderman 74

No sé de quién de los cuatro elementos que estamos aquí ha sido la idea, pero hemos acabado en Greenwich. Hemos preguntado por el Meridiano y nos han dicho que había salido. Citius -el judío argentino- ha insistido en verlo, pero no sabían a qué hora volvería. El meridiano de Greenwich, ya se sabe, pasa a veces por Alicante. Sigue leyendo

Anuncios

Refinement englishman

(Londres 04)

Mi querido Nando, le imagino con la tranquilidad y la paz que florece después de confesar un embuste. Le adiviné que su viaje a Londres era pura fiesta. Le advertí que ese caparazón, ese encargo sin sentido ni criterio que achacaba a su fantasmagórico escritor, ocultaba su deseo de crapuleo. Hoy confiesa. No le juzgo. Esos placeres, con comedimiento, son muy necesarios. Sigue leyendo

Camita de pinchos y otras penalidades

(Londres 02)

postal antigua sierra morena

Mi querido Nando, es usted culo de mal asiento. Ahora Londres. Pero ¡ay tunante, va con amigos! Mucho me temo que bajo la tapadera del encargo de su explotador se oculte una estudiada excursión con sus compinches. Y por mi patio qué poquito pasa usted, con lo a gusto que se está a pesar del frío de estos días y lo bien que se come en mi casa. Sigue leyendo

London calling

(Londres 01)

L1050116

De nuevo en el avión. Un nuevo encargo de escritor fantasma. A Londres. Y todavía no he cobrado lo del último viaje que me debe este escritor alemanuco para el que escribo. Va siendo hora de que hable claramente de él: me explota; y no al estilo de Raffaela Carrá, explota explota mi amor, explota mi corazón. Le paso textos, información, todo bajo contrato, pero a la hora de la verdad, ni paga a su tiempo, ni las condiciones del contrato parece que las vaya a cumplir. Sigue leyendo