Angkor

(Camboya 01)

Gran raiz de árbol en templo

Nos come la selva, nos come

Lo que come la selva. Cuando los jemeres abandonaron hace unos 500 años todos los templos de la zona de Angkor (excepto el principal, Angkor Wat), la selva abrió sus fauces y los fue engullendo de nuevo. Aquí, en medio de la selva cercana a la ciudad de Siam Rep, el pueblo jemer comenzó a construir templos como el que hace churros. Los datos varían, pero puede que haya templos engullidos en 3.000 km2 de selva. Sigue leyendo