Nuevos fichajes benedictinos

(Barcelona 07)

seat

Como indiqué en mi anterior misiva, andábamos camino del monasterio de Montserrat con parada en la iglesia de Santa Cecilia. Emprendimos de nuevo nuestro camino y al llegar a Montserrat hicimos un ejercicio de desprecio, es decir, pasamos con el coche la barrera, dimos la vuelta a la rotonda y volvimos a salir sin pararnos a visitar el monasterio. ¿A qué ese desprecio? Mi tío Florencio se había empeñado en llevarme a visitar las instalaciones de la fábrica Seat en Martorell, las cuales consideraba un mejor lugar para gastar el tiempo que en Montserrat. Sigue leyendo

Anuncios

La teoría jamonera

(Barcelona 06)

Jamón

Querido amigo, ciertamente son aburridas sus postales. No adivino a descifrar la intención ni el divertimento de su colección. Algún día me lo explicará. Por otra parte, el recuerdo del olor del jamón a que tan devoto es su tío Florencio, me ha refrescado una anécdota que viví hace tiempo. Sabe que soy poco dado a salir de mi patio y encuentro más divertido lo que cuentan las personas en los libros que en su propia presencia. Sigue leyendo

Bocadillos de románico

(Barcelona 05)

la foto

Estimados legos, profanos y profetas Continuando mi viaje barcelonés, decidí dejar de lado los menús a 12 euros y conducido (¿y abducido?) por mi tío Florencio viajamos en su Ford hacia el Monasterio de Montserrat. Antes dimos cuenta de un opíparo desayuno en una cafetería de Martorell llamada Der Eber, de claras reminiscencias alemanas puesto que sus dueños formaron parte de aquella emigración de los 60 y 70 del pasado siglo, de la que también yo formé parte como infante encanijado ante los brutos niños alemanes. Sigue leyendo

Si prometo algo lo cumplo

(Barcelona 04)

Postal Aburrida de San Fernando, Cádiz

Si prometo algo lo cumplo y por ello le sirvo aquí la segunda postal adquirida en el mercadillo de Barcelona, frente a la catedral, y que ya forma parte de mi colección de postales aburridas. En este caso la postal es de San Fernando (Cádiz), curioso nuevamente, hace referencia a mi santo y la anterior era de otro santo, San Antonio Abad. Sigue leyendo

Postales aburridas

(Barcelona 03)

Postal-Aburrida-01

Prosigo mi viaje barcelonés por encargo y acompañado de mi tío Florencio he visitado e inspeccionado por mandato merkeliano la catedral de la Santa Cruz o de Santa Eulalia. No le voy a cansar con las encarnaciones del gótico puesto que de eso ustedes los profetas saben mucho. Sólo le diré que después de verla nos dimos un paseo por el barrio y volvimos al mismo punto y mi tío Florencio se empeñó en que la iglesia que teníamos frente a nosotros era otra distinta, así que la visitamos por segunda vez, supongo que en mi caso para cerciorarme de que la cripta seguía en su sitio, aunque sólo hubiese pasado una hora de la visita anterior.  Sigue leyendo

Restaurantes de postín

(Barcelona 02)

image

Mi querido Nando, ¡ve, ve lo que le digo!… si en vez de acudir a Barcelona a no sé qué, hubiese usted venido a mi patio, habría regalado a su estómago un manjar de dioses. En los días a los que se refiere, en mi casa dimos cuenta de una exquisita boronía coronada en su cerviz con un distinguido huevo frito. Humilde, sí, pero amigo mío, ¡no confunda humildad con sosería! La boronía se regó con un fino en rama “Amargoso” de Bodegas El Gallo y se acompañó con una brizna de bacalao seco adquirido en el último “ultramarinos” que queda en la ciudad. De postre, una mandarina.

Sigue leyendo

Estimado Simeón y demás profetas

(Barcelona 01)

Mejillones

Un nuevo encargo me ha llevado hasta tierras catalanas, vía tren, ya que, como usted intuye, mi escarabajo sigue bajo los efectos de las altas fiebres que lo tienen en cuarentena, acuartelado, arrestado, si prefiere, por hombres de monos azules, dedos grasientos, uñas zaínas y paredes con calendarios de muchachas poco decorosas y muy volumínicas. Sigue leyendo