Limosnas y conmutaciones de cruzada

L1170483

(Santiago y cierra Spanien III)

Ah, mis turistas alemanes, qué gente más obediente. Después de darles de comer en O Cebreiro (no dejen de comer allí un pulpo con cachelos) nos los llevamos a Piedrafita en autobús y allí decidí que por qué no andar 6 km del Camino de Santiago o Jakobsweg. Ellos, tan sumisos, tan luteranos, tan invadiendo Polonia, se pusieron en fila de oca y sin mirar atrás realizaron lo que les ordené. Como son como son y ca uno es ca uno, que decía el Guerra, ni miraron para atrás, de suerte que a siete de ellos tuvimos que ir a recogerlos en autobús cinco kilómetros más allá del punto convenido. Yo anduve como loco, buscándolos y para más inri se desató una tormenta con aparato eléctrico, truenos y parafernalia wagneriana. Mojado como un pollo logré contactar vía telefónica con uno de ellos y logramos, aproximadamente, saber que andaban refugiados de la tormenta en un taller mecánico con calendarios de mujeres ligeras de ropa. Se creen los alemanes que ese tipo de calendarios no abundan en los talleres mecánicos y que el dato iba a ser determinante. Mi chofer, Benavides, al que he adoptado también como fotógrafo oficial mío y personal shoper, decidió que lo mejor era arrancar el bus y seguir camino de Compostela, reguardados de la tormenta tan ricamente y mirar a ambos lados de la carretera por si veíamos siete alemanes, dos de ellos de la cáscara amarga -a decir de mi madre-, en chanclas, calcetines, pantalón corto de niño chico crecido pero al que le falta un hervor y gafas empañadas.

L1170451

Dimos con ellos, aunque pareciese a mí ya milagro, amigo Sancho, y preferí no hurgar en la herida y reprenderlos severamente por ir delante del Führer, que soy yo. Encima tuve que aguardar como uno de los de la cáscara amarga me hacía cargar con la responsabilidad de su inconsciencia y ansias de ir avant le garde. Resignación, no queda otra cuando uno se ha olvidado en casa la navaja de Albacete. Ya pagará el francés el vino que se bebió.

L1170455

Iglesia románica de O Cebreiro

Continuando camino llegamos finalmente a Santiago de Compostela. ¡Qué quieren que les diga que no se imaginen ustedes! Que sí, que en la catedral abracé al apóstol como el que quiere hacer que cree en meigas, que maldije nuevamente que siga entre bambalinas de restauración el pórtico de la Gloria del maestro Mateo, que compré sardinas enlatadas en una tiendecita frente al maravilloso mercado de Compostela, y que vi como los peregrinos se confiesan en inglés, alemán, italiano y arameo. La catedral de Santiago de Compostela, para que nos entendamos, es aquel edificio gallego en el que aún se pueden realizar limosnas y conmutaciones de Cruzada. Cerca, muy cerca, nació el Caudillo. Aún así, apacibles imitadores de Unamuno se aparecen entre los cristales que reflejan las hordas invasoras de turistas en sandalias y calcetines. Algunos, insaciables, siguen camino hasta Finisterre, donde queman sus ropas viejas y creen redimir los pecados que no se atrevieron a contar en el confesionario. En el fondo, si no hay un guía que te diga que el camino se ha acabado, que finis terre, seguimos caminando hasta que la tormenta nos hace refugiarnos en un taller mecánico. Como decía mi madre, cuando un tonto coge una linde, la linde se caba, pero el tonto sigue.

El pulpo de O Cebreiro

El pulpo de O Cebreiro

L1170454

Las típicas pallozas de estos lares, de origen celta, en este caso en O Cebreiro

O Cebreiro

Ropas y sillas sin peregrinos en O Cebreiro

L1170467

Vendedoras en los alrededores del mercado de Compostela

L1170476

Confesionario multilingüe en la catedral de Santiago

 

L1170478

Ego te absolvo

L1170473

Un imitador de Unamuno, ensimismado, ajeno a las hordas peregrinas

L1170499

Finisterre, donde se queman los calzoncillos viejos, algo que ya hacían los celtas antes de llegar el apóstol

L1170491

Saltos de alegría en el fin del mundo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s