El gordo

(Viaje a Lisboa 08)

Desfile inicio Corrida

Al salir de la plaza de toros nos atacó un gordo. Debía pesar unos 200 kilos y estaba algo lobotomizado. El que peor lo pasó fue nuestro estimado daltónico-falso, al que le dio un pellizco y se tuvo que refugiar detrás de un niño chico portugués. No diré más para no hacer sangre. En Japón los gordos los ponen a combatir entre ellos en el Sumo. En la península Ibérica asustan a los pobres de espíritu. Un gordo lobotomizado es cosa seria, no se crean. Mi estimado Simeón Estilita, aléjese de ellos. En este caso tiene razón, estar en casa evita esos peligros.

Forcados y Torero

El ataque del gordo duró poco, hay gente que no es constante ni para meter miedo. En cuanto a usted, Gabriel Montoya, medroso simbolista, le envío la foto de los forçados y el torero. ¿Observa donde está el torero? Escondido. Seguramente intuiría la presencia del gordo lobotomizado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s