¡Viaje al fin!

(Viaje a Lisboa 01)

AzulejosPortugal

Querido Simón estilita, he aprovechado que unos amigos sin miedo a los pájaros que vuelan más allá de sus jaulas se iban a Lisboa decidí unirme a ellos y completar un trabajo de encargo. Podría hablarle de mis compañeros de viaje, tres, pero quizá le asuste.

El primero es gallego, empequeñecido por las noches de la movida madrileña, debilitado por el rock ola, las rossysdepalmas, y los paseos en vespa sin casco. Viste como si Adolfo Domínguez idease trajes para ejecutivos y el negro estuviese desterrado. Por último, ve más allá de los demás; por ejemplo, donde usted vería una foto de un pony con una quinceañera a sus lomos, él ve la ausencia del padre.

El segundo es de su misma barriada, no distingue los colores, pero no por ser daltónico sino porque los Salesianos le enseñaron mal. Es un caso extraño y difícil de explicar; para él las perdices son verdes, los marineros visten de gris y el naranja es un marrón clarito. Pero tiene una gran virtud: ve menos que los demás; por ejemplo, donde usted vería una foto de un pony con una quinceañera a sus lomos, él ve que se ha hecho tarde.

El tercero lo recogimos a medio camino, en Badajoz. Yo no lo conocía de antes y es un personaje de lo más singular. Desayuna lengua, única explicación a su incesante verborrea y tiene el récord mundial de preguntas por minuto; preguntas del tipo: “Ha sido tu infancia completamente satisfactoria o siempre te dieron miedo los botes de fly”. Aún así, se le nota de buen corazón y buena persona. Tiene también otra virtud, la de ser constante; por ejemplo, donde usted ve un poni con una quinceañera a sus lomos, él ve una droguería con botes de fly que disparan a los niños.

Ya hemos pasado la frontera y hemos parado a comer, bacalhao, como no podría ser de otro modo. He aprovechado para sacar unas fotos con mi Leica D-Lux 5. NO soy Cappa en la guerra civil española pero a ver quién me explica qué significa el motivo que le adjunto ¿Son quizá los que sujetan el poni para que se suba la quinceañera a sus lomos?

AzulejosPortugal_02

Y por último, también le adjunto esa misteriosa mano enguatada que usted, hombre de letras, sabrá indicarme por qué ha quedado sin cuerpo y, como diría el viajero segundo, “pintada de naranja”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s